Envío gratuito en península en pedidos superiores a 60€

Melatonina: la hormona del sueño

Melatonina

¿Conoces la melatonina? Hoy la analizamos como suplemento.

La melatonina, la hormona de moda en los últimos años por sus efectos rejuvenecedores e inmunitarios, se encuentra en el centro del cerebro de los mamíferos, incluidos los humanos.

Su función principal es regular los ciclos circadianos de luz y oscuridad. Su producción aumenta por la noche y favorece el sueño. Con la llegada del día, la glándula pineal deja de segregarla. 

Muchas veces nos preguntáis por qué Mind Your Mind no posee este ingrediente si tiene tantos beneficios. 

Antes, esta hormona se extraía del cerebro de algunos mamíferos, hasta que en los años noventa se empezó a obtener de manera sintética a partir del aminoácido triptófano, que era una manera mucho más sencilla y económica.

Ciertos estudios detectaron la aparición de contaminantes durante el proceso de producción de esa melatonina sintética. 

Al tratarse de una molécula sintética, exactamente igual a la que genera en el cerebro, se considera natural, pero poco tiene de natural. 

¿Ya sabes por qué no está en nuestras formulaciones y productos?

Nos imaginamos que ya empiezas a entender porque Hush&Hush descarta este tipo de ingredientes para sus formulaciones. Todos nuestros productos se formulan sin rellenos, ni sintéticos, ni adictivos, ni saborizantes… por lo que consideramos que existen mejores opciones que extraemos de plantas, como alternativas limpias y naturales.

Dormir bien es esencial para la vida y para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Además de poder incluir en tu dieta suplementos como Mind Your Mind para tranquilizar la mente y el cuerpo, vamos a contarte algunos consejos para ayudar a conciliar el sueño.

Es importante elegir bien los alimentos que consumimos antes de acostarnos.  

Alimentos como las legumbres, el aguacate, la leche, los huevos, el salmón, la quínoa,  las verduras o los frutos secos deben incluirse en la dieta porque favorecen la fabricación de la serotonina y la melatonina. Pero siempre teniendo en cuenta que hay que hacer cenas ligeras, y como mínimo 2 horas antes de irte a la cama.

La costumbre de un horario. 

Respetar y mantener un horario nos va a ayudar a generar una costumbre. Ser constante acostándose y levantándose a la misma hora todos los días, refuerza el ciclo de sueño del organismo. Si no te duermes después de 20 minutos, sal del dormitorio y haz alguna actividad para relajarte, leer o escuchar música relajante, hacer yoga o meditar pueden ser actividades de ayuda. Vuelve a la cama cuando estés cansado. La cantidad de sueño recomendada en un adulto sano es de por lo menos siete horas.

No te acostumbres a dormir durante el día. Esto puede interferir en el sueño nocturno. Si decides echar una siesta, no lo hagas durante más de 30 minutos ni al final de la tarde.

El deporte ayuda y mucho.

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine probó que el ejercicio regular puede mejorar la calidad del sueño y ayudarte a conciliar el sueño por las noches. Cuanto más tarde se practica deporte más puede fomentar el insomnio. 

Utiliza la cama como tu lugar de descanso. Hacer otras actividades como leer, ver la televisión o consultar el móvil podrían alargar tu estado de vigilia, por lo que debes realizarlas en otro lugar de la casa. Además, la luz que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos retrasa la secreción de melatonina, la hormona del sueño, lo que influye en la conciliación de éste y activa tu estado de alerta. Apaga las luces inmediatamente cuando entres en la cama.

Esperamos que con todos estos consejos, no tengas que contar muchas ovejitas 😉

Nuestras redes sociales

Recomendaciones

  • 69,00 Comprar

    TimeCapsule®

    Un potente suplemento de antienvejecimiento 4 en 1 que funciona como un multivitamínico diario.